29/4/16

La voz del claro-Ivet Sarkis

LA VOZ DEL CLARO




Nunca me he vuelto a acercar al lugar de los hechos, ni siquiera puedo mirar hacia aquella dirección sin sentir un escalofrío recorriendo mi cuerpo.

Ocurre todos los malditos días desde aquel instante.

El bosque permanece en silencio, demasiado para ser real, si no fuera por las estrellas y la luna iluminando el camino incluso creería que estoy soñando. Pero sé que no es así, solo me toca volver a vagar sin desviarme del sendero por el bosque y alejarme de aquel claro maldito que me atormenta día a día.

Esa es mi única misión, y no es nada fácil. Muchas veces he estado a punto de caer, pero no puedo remediarlo, es como si un imán tirara de mí fuertemente hacia allí todas las noches, pero que al final, acabo venciendo a duras penas. Salgo de mi ensimismamiento cuando empiezo a oír pequeñas voces que se van acercando poco a poco hacia mí. Pero no huyo esta vez, ya que no son reconocibles para mí, aunque me despiertan una cierta curiosidad por saber de dónde vienen.