28/8/15

Día 5 Semana Vigilante: Cartas desde mi interior: Soñadora

Hola queridos Vigilantes, ya queda poquito para terminar la semana vigilante, hoy me toca a mí, Ivet. Primero quiero agradeceros de parte de todo el equipo Vigilantes de sueños los comentarios de nuestro aniversario, muchas gracias. Y ahora os dejo con una entrada especial que espero que os guste. Está vez se trata de un relato con personificación, ¿adivináis quién es?









Cartas desde mi interior: Soñadora 

Hola, ¿adivinas quién soy? 

¿Adivinas quien te ha escrito esta misteriosa carta? 
Pues bueno, te lo voy a dejar de momento en misterio, pero tranquil@, no me pienso ir sin una buena presentación. De momento te daré una pequeña pista , yo a ti te conozco, desde el inicio de tu vida, juntas, creamos nuestra historia. 

Y puede que ahora mismo estés confus@ y no caigas en quien soy ahora, pero hemos hecho millones de cosas junt@s, en el pasado y espero que en el futuro también. 
Hemos vivido buenos momentos, creando sueños inimaginables, tanto cuando dormías como en la realidad; aunque también ha habido otros no tan buenos, como los bloqueos que sufrías cuando ninguna historia se te ocurría. Lo sé, en esos momentos también los sufría contigo. 

Amb@s hemos tenido una evolución en nuestra forma de pensar, cambiando también nuestras historias, y el tiempo que dedicábamos a ellas. Aunque comprendo que ahora, tengas que estar más tiempo con tu razón, por las responsabilidades y obligaciones que han llegado a tu vida. Ya no eres el/la que eras ayer, por eso te doy las gracias, por seguirte dedicándote y contar conmigo en tus tiempos libres, e incluso en los que no estás tan libre. 

Solo te pido que sigas creyendo en mí siempre como lo haces, yo a cambio te prometo viajes a otros mundos, personajes que permanecerán en tu corazón, sueños para que puedas compartir por el mundo y por último una imaginación que siempre, siempre permanecerá a tu lado, o sea, yo. 

Atentamente, 
Soñadora 


¿Qué me dices? ¿Creamos más historias junt@s? 




27/8/15

Día 4 Semana vigilante: Otro añito en la bloggosfera

Bienvenid@s a un nuevo año con nosotros



¡Por fin llego el día! Hola queridos vigilantes llegamos al 4º día de la semana vigilante, hoy es un día especial para todos nosotros ya que hace 2 maravillosos años nació este blog. Así es, hoy es el…
II Aniversario.png
Y queremos celebrarlo con todos vosotros por todo lo alto y agradeceros a todos; tanto seguidores como visitantes por vuestro apoyo con vuestros comentarios y visitas.

"Hace dos años, este pequeño espacio creado por Ivet Sarkis se creó con la intención de compartir historias con los demás; y desde entonces, no ha hecho más que crecer poco a poco; y no solo nos referimos a los seguidores, ya que al tiempo de crear el blog se unieron más administradores en esta idílica aventura.
Primero fue Roxy.  Roxy escribe relatos y reflexiones, aunque tiempo después también se animó con artículos de opinión.
Después llegó Incomprendida; la peque del equipo, una de nuestras seguidoras más fieles que acepto ser una de las administradoras del blog para compartir también su amor por la literatura. También la podéis encontrar en su blog personal El mundo de Alexa.


Ivet Sarkis:"La verdad es que crear este blog ha sido y sigue siendo una aventura enriquecedora para mí, porque aquí es donde puedo compartir con el mundo las historias que cruzan por mi mente y ver que hay gente que me lee y le gusta u opina en mis historias. Y también tengo la suerte de tener un buen equipo de administradores, que agradezco de corazón que apoyaran este pequeño espacio y que entre todos junto con vosotros; queridos vigilantes hayamos hecho crecer este blog; y seguiré aquí, luchando por Vigilantes de sueños, para que pueda cumplir muchos años más y lo sigáis disfrutando".

Roxy Dreams: "Como he dicho alguna vez, las cosas pequeñas algún día se harán grandes.Y es verdad, porque este es nuestro segundo año y quiero contaros de cómo ha sido esta experiencia. Haberme unido con Ivet, con Kyra, con Sir Arthur Poe y con Alexa ha sido muy enriquecedor para mí, porque he aprendido de cada uno de ellos. Me ha encantado y me encanta escribir mis relatos de género románticos y mis filosóficas reflexiones. Y poco a poco he notado como he ido subiendo peldaño a peldaño. Mi “hogar”: los vigilantes de sueños".

Incomprendida: "Cuando Las Vigilantes de Sueños me invitaron a formar parte del blog, estaba loca de alegría. Pero antes de aceptar, tuve que tomar una decisión y pensarlo...
¿Y si no soy constante en el blog? ¿Y si los vigilantes no me quieren? ¿Y si...? ¿Y si...? Formando parte del blog he aprendido mucho y he visto vuestra creatividad en el concurso de relatos y en la mayoría de las cosas que hacéis. Por eso, en este 2 Aniversario del blog de Vigilantes de Sueños, me gustaría agradeceros todo, he recibido mucho cariño a través de los Vigilantes que he tenido oportunidad de hablar y he de deciros que sois un cielo...Todos lo que conozco y los que no, sois un cielo. También doy las gracias a las Vigilantes de sueños por darme la oportunidad de viajar a este gran mundo".


Muchas gracias a todos por compartir un año más con nosotros y esperamos que sean muchos añitos más compartiendo nuestra pasión, ya sea escribir, leer o cocinar, aquí en Vigilantes de sueños. Os esperamos con nuevas sorpresas y mucho más este nuevo año.



Besos Vigilantes ;)

26/8/15

Día 3 Semana Vigilante: La sección de Roxy: Libros vs. Ebooks

¡Hola vigilantes! Para está 3ª Semana Vigilante y he decidido volver con mis artículos de opinión. En está entrada me gustaría hablaros de un tema que a mi parecer es quizás un tanto polémico. 
Espero que os guste:

-       El futuro de un pasado muy presente   -


Érase que se era en un tiempo muy lejano, un caballero andante andaba desesperado algo con lo que pasar su tiempo. Miraba de un lado a otro inquieto, sin saber qué hacer. Cuando de repente, no muy lejos de aquel terrible lugar, encontró (al parecer) el más divino tesoro que en aquel sitio jamás pensaría hallar. Se arrodilló ante él, asombrado de tanto esplendor y con sus manos, lo cogió. Cuál sería su ilusión al ver esa maravilla de la vida. No, no era la fuente de la juventud, pero en cambio era la fuente más importante de todo ser humano: la sabiduría. Era un presente muy pasado y el caballero releía cada una de sus páginas, aspiraba el aroma que embriagaba aquel lugar, esclarecía la imaginación del caballero y hacía que sus sueños flotaran por las nubes. No obstante, no se pudo decir que aquel caballero acabara muy bien con ese porvenir. Pero esa ya es otra historia…
El asunto es que años más tarde, esas maravillas que había leído el caballero habían acabado en grandes bibliotecas, librerías… Sí, habéis acertado, el libro es la maravilla más preciada que tenemos. Porque sin libros, ¿qué haría el mundo? ¡Ay, amigo caballero, si yo te contara! Avancemos unos años, como a la actualidad, por ejemplo. Veamos cómo es la situación de nuestros amigos los libros. Están en una etapa de auge, en los colegios se va dando un fomento a la lectura, hay niños emocionados por llevarse esas reliquias, son el perfecto regalo para un cumpleaños o para la Navidad…. No obstante, estamos en un mundo globalizado, que está en constante movimiento y con ganas de progresar, y es por eso que otra maravilla apareció: el e-book: El libro electrónico. Es un dispositivo en el que puedes poner todos los libros que quieras, a tu antojo. Un dato curioso del e-book es que aunque reconocidamente y actualmente ha sido creado por Michael Hart, en el año 1971, ya en 1949 una pionera mujer gallega llamada Ángela Ruiz Robles inventó el primer libro electrónico, anticipando el e-book.
Recientemente, se escucha que el libro va a desaparecer dentro de unos años y hay cierta polémica de que el e-book es mejor que el libro, y viceversa. Si nos ponemos a pensar en los contras y en los pros de cada uno de estos, veremos que uno siempre intenta ir por encima del otro. Por ejemplo, por libros hay millones al igual que e-books, pero mientras que los libros son más caros, los e-books son relativamente más baratos. Mientras que los libros normalmente no se rompen (a no ser que te de un ataque de rabia y lo pagues con el propio libro, que espero que no hagáis eso,  o se te caiga agua encima del libro), los e-books sí se pueden romper, lo único que a diferencia del libro, tienen garantía. Mientras que los libros pueden llegar a ocupar mucho espacio (si se tienen muchos), el e-book ocupa menos. Pero sin embargo, los libros se pueden compartir con los amigos (siempre que sepas que te los van a devolver), y los e-books no. Por lo menos yo aún no he oído: ¡Oye! ¿Me prestas el e-book? Lo malo del e-book es que tienes que estar pendiente de la batería porque cuando estás en la parte más interesante de la historia... ¡Puuf! Batería agotada. Sin embargo, eso con un libro nunca te va a ocurrir. Con un libro puedes oler ese característico olor a libro nuevo, puedes tocar la suavidad de las páginas, mientras que con el e-book el tacto es más frío.
¿Os habéis fijado en las ventajas y en las desventajas de los libros y e-books? ¿Uno superponiendo a otro y al revés? Pero hay una cosa en la que no caemos. Un punto fundamental, fuerte y sólido que ambos aportan y nos proporcionan: historias. Sueños e ilusiones. La hora feliz en las que nos metemos en los libros o los e-books y somos los personajes  de esas novelas. Por eso, a mi me disgustaría que desaparecieran los libros, porque han sido los que me han acompañado desde muy pequeña, pero sin embargo creo que el e-book no está haciendo ningún daños de momento y aporta lo mismo que un libro al leerlo: felicidad. Pienso con toda sinceridad, que ambos en este presente que vivimos deberían existir los dos (que de hecho ya lo hacen).


Y vosotros, ¿qué pensáis? ¿Libros, e-books o indiferente?


24/8/15

Día 1 Semana Vigilante: Decisiones

¡Hola Vigilantes! Hoy os vengo con una noticia muy especial y es que en estos días hemos preparado todos los administradores la semana vigilante. ¿Qué, que es la semana vigilante? Es una semana en la que vamos a celebrar la llegada del aniversario del blog; que en este caso es el 2º. Por eso empezamos hoy con la cuenta atrás con una entrada de nuestra querida Incomprendida.

Día 1 Semana vigilante: Decisiones - Incomprendida

Soy Incomprendida, me presentaba porque como llevo siglos sin subir entradas, pensé que a lo mejor no os acordabais ni de mi ;)

Hoy os vengo un tema que tengo en mente desde hace unos días, y lo voy a comentar:

Muchas veces tomamos decisiones, bueno muchas veces no, toda nuestra vida la pasamos tomando decisiones. Puede que a vosotros Vigilantes no os lo parezca pero es la verdad. 

-¿Qué ceno hoy? ¿Ensalada o pasta? Eso ya es tomar una decisiónLas decisiones pueden ser más importantes o menos importantes. Independizarse o cambiarse uno mismo. La vida es una rutina, en la que las decisiones toman un gran papel "El blog Vigilantes de Sueños" se formó a través de una decisión, por poner un ejemplo. Todo lo que vivimos o esté a nuestro alrededor es por una decisión, tu mismo naciste por una decisión. Con todo esto quiero decir que estemos atentos y nos pensemos las cosas tres veces antes de tomar una decisiónNo digo que a la hora de comer te pases quince minutos pensando si vas a comer o no, a lo que me refiero es  las decisiones mas importantes de nuestra vida y que cambiaran nuestras rutinas y todo lo que somos. Cuando tomes una decisión, no vayas con la idea de que te perjudicará o beneficiará a ti solo, si no pueden perjudicar a la persona que más quieres o a la gente que está a tu alrededor.

Cuando tomas una decisión precipitada o sin pensarlo lo suficiente  puede que te arrepientas y como cualquiera que haya cometido un error querrá por supuesto corregirlo o arreglarlo de alguna manera. Puede que tu lo arregles y vuelas a tu vida normal, pero a las personas a las que has perjudicado no y es no es fácil de arreglar.

Hablo generalmente, por que estoy segura que esto pasa mucho.
Cuando Las Vigilantes de Sueños me invitaron a formar parte del blog, estaba loca de alegría.
Pero antes de aceptar, tuve que tomar una decisión y pensarlo...
¿Y si no soy constante en el blog? ¿Y si los vigilantes no me quieren? ¿Y si...? ¿Y si...?


Es verdad que no subo mucho contenido al blog, pero no es porque no quiera, o es por el ordenador o porque no puedo.

Siempre surge algo, pero intentaré corregir todo y ser más constante.

Sé que lo puedo hacer mejor...

Formando parte del blog he aprendido mucho y he visto vuestra creatividad en el concurso de relatos y en la mayoría de las cosas que hacéis.

Por eso, en este 2 Aniversario del blog de Vigilantes de Sueños, me gustaría agradeceros todo, he percibido mucho cariño a través de los Vigilantes que he tenido oportunidad de hablar y he de deciros que sois un cielo...Todos lo que conozco y los que no, sois un cielo.

Gracias familia.

También doy las gracias a las Vigilantes de sueños por darme la oportunidad de viajar a este gran mundo. 

Quizás sea las más pequeña o la que menos sabe, pero de lo que estoy segura es que vosotros sois los Vigilantes de verdad, no yo.

Vosotros formáis este espacio, así que no me cansaré nunca de daros las gracias.


Y ahora os vengo con el anuncio:

En realidad yo soy Alexa (pinchar aquí si queréis conocerme más). Con esto no estoy intentando hacer Spoiler, simplemente cuando escribo las entradas no me comporto cómo soy por que alguno de vosotros podría adivinar quien soy a través de cómo escribo, por que se nota con facilidad, por esto he decidido revelaros quien soy para tomar más libertad a la hora de escribir y no obligar a los administradores si quieren mencionar mi otro blog o cualquier otra cosa tratarme como otra seguidora (y en verdad lo soy).

Por ejemplo en mi cumpleaños me mencionaron cómo Alexa, y algún Vigilante por allí se habrá dicho:

 "¿Y qué tiene Alexa que no tengamos nosotros? ¿Y por qué precisamente ella? ¡Yo llevo más tiempo siguiendo este blog!"

Es comprensible y si lo habéis pensado, tenéis toda la razón.

Alexa es Incomprendida. Incomprendida es Alexa.

Yo les pedí al principio que no digeran que Incomprendida es Alexa y ellas me dieron la oportunidad de permanecer bajo un seudónimo.

También me gustaría daros las gracias de nuevo y dar la bienvenida al nuevo administrador :)

Ya se que ahora no soy la última que me he incorporado al blog, pero seguir mimándome igual ¿eh?


Podéis dejarme lo que queráis aquí abajo en la cajita de los comentarios, estaré encantada. 


Besos, y recordad que siempre estaré allí,  :)









No olvidéis también pasaros por su blog, ha preparado una pequeña sorpresa en la que todos los que queráis podéis participar (Aquí)


11/8/15

Relojes sin tiempo ni arena

Hola queridos vigilantes, aquí Ivet con un nuevo relato. Avisaros que el relato de hoy está escrito desde el punto de vista de la protagonista, algunas partes en pasado, que, para diferenciarlo lo he escrito en cursiva y otras en presente.
Espero que os guste, no olvidéis mandarme vuestras opiniones. Y a seguir disfrutando de las vacaciones:
 Relojes Sin Tiempo Ni Arena

Bienvenidos a mi realidad, un mundo lleno de ideas y pensamientos en donde el tiempo forma parte de mi vida, a veces pasa lentamente a mi alrededor, haciendo a veces interminable la existencia. Otras, en cambio, las ves pasar como un rayo que atraviesa el cielo en una tormenta eléctrica, quitándote el aliento, como si lo que hubiera ocurrido minutos atrás hubiera sido un mero recuerdo fruto de mi imaginación.

Pasan las horas, los minutos y segundos contándolos mentalmente en la cabeza; cosa que sé que no debería hacer porque lo que no mucha gente sabe es que cuando empieza a contar el tiempo no te percatas que en esos momentos has salido de tu realidad, abandonando y perdiendo posibles momentos y recuerdos de tu vida. Esto es a lo que llaman tiempo perdido. Todo eso me lo podrían haber dicho, todo eso me lo podrían haber enseñado....pero por desgracia, la gente no se percata del tiempo que tiene ni lo aprovecha al máximo. Yo era una de esas personas, hasta que obtuve el poder de verlo...aunque aún no pueda controlarlo.

Fue aquel día en que me mudé a vivir a una bonita y gran ciudad, era mi primer año de universidad. "Recuerdo aquel día como si fuera ayer" Caminaba por las extensas calles hasta encontrar mi residencia donde me alojaría con una amiga y otras tres compañeras. "Todo va a ir bien" me repetía en la cabeza, pero no sabía lo que me esperaba hasta el día siguiente cuando empecé mi primer día.

Aún pienso en aquel día, aquel, que me hizo ver las cosas de manera diferente.

Aparezco en frente de la universidad, como cada vez que me concentro en algún recuerdo, a mi alrededor pasan unos cuantos estudiantes que se dirigen hacia sus clases, mi yo del pasado no tardaría en llegar también pronto...

Y ahí estaba yo, dirigiéndome tranquilamente a mi clase, ausente de lo que me esperaba dentro de unas horas.

Al acabar las clases me dispuse a ir al comedor, donde me encontré a mi amiga Raquel, ahora estudiante de ingeniería química.

-¡Hey, Mara. ¿Qué tal tu primer día?

-De momento, bien. Nada especial.
-De acuerdo, tengo que irme, estoy en medio de un proyecto de trabajo, luego te veo en la residencia y planeamos algo para el fin de semana. ¿vale?-sonríe. Asentí ilusionada, por fin estábamos aquí, llevábamos casi todo el verano sin vernos, cada una había decidido un destino diferente.

Oí algo cayéndose, como un pequeño cristal que se cae al suelo pero que no llega a romperse.

Raquel se agacha y lo recoge.

-Que raro, es bonito. Pero no es mío.-dijo observándole detenidamente.-Pero al parecer si puede ser tuyo, mira, pone tu nombre.

-A ver.-Me lo tendió mientras lo observaba, era de un color cristalino con arena dorada dentro; parecida a la arena del desierto. En el cristal de un color bronce estaba inscrito un nombre; para ser más precisos, el mío. -Aunque admito que es muy bonito, no puedo quedármelo, seguramente su propietaria lo este buscando, luego me pasare por objetos perdidos y lo dejaré allí. Te veo en la residencia.

-Seguro.-Raquel coge su vespa y arranca el motor.

Agarré el pequeño objeto en mi mano mientras me despedía de Raquel que miraba hacía mí cuando...

"Vale, no puedo volver a ver esto otra vez" Aparezco al lado de Raquel intentando avisarla, intentando que se aparte, pero mis manos traspasan, sin poder hacer nada, como cada vez que vuelvo. "No no puede volver a ocurrir"

Miro hacia Mara, aquella Mara lejana que no pudo hacer nada....y que yo tampoco.

La gran figura blanca se empezó a desnivelar, mientras, Raquel, ajena. El reloj de arena cae al suelo.

No, no puede volver a caer, tengo que hacer algo antes de que se rompa.

Me pongo enfrente a aquel camión causante de mi desgracia, agarró con fuerza mi colgante y hago algo que nunca se me ocurrió hacer las otras veces que aparecí de nuevo en este insoportable recuerdo, abro uno de los extremos del pequeño reloj, y vierto el contenido en mi boca. Empiezo a toser y me agarro mi garganta, hasta que logro relajarme y volver a respirar normal. Es ahí cuando me doy cuenta, de que todo se ha quedado en un silencio abrumador. Me atrevo a mirar temerosa cuando me encuentro con aquel camión, enfrente mío, a punto de caer. Pero no cae, está quieto, como todo a mi alrededor. Raquel está detrás mio sentada en su moto, y protegiéndose con una mano, esperando que llegue el impacto.

Me veo a mí misma, con la mano extendida tratando de avisar a Raquel, y el pequeño colgante reloj de arena, suspendido en el aire.

Veo a un chico salir de la universidad acercándose a la escena, mira a mi yo del pasado y coge el colgante; luego se dirige hacia mí.

-No está más, no serías mala vigilante del tiempo.-no me muevo, aún estoy en shock, después de lo ocurrido.

-¿Quién eres?

-Soy Cronos, rey vigilante del tiempo.-Me observa de arriba abajo. Observo el colgante de mi yo pasado, ahora la inscripción había cambiado.-Y tú, la primera en mucho tiempo que logras controlar el tiempo, aunque aún no has aprendido a controlarlo. Gracias por conseguir mi colgante intacto.

-¿Y de qué me sirve? Tu estupido colgante me está haciendo vivir una pesadilla desde este día. Mi mente no hace más que recordarlo, y no puedo olvidarlo, porque me hace revivirlo en persona una y otra vez.-grito.-Dime como parar esto.

-Esta bien, te ayudaré.-me mira desafiante.-Aprenderás a controlarlo.

-¿Y Raquel?

-Sobrevivirá.-Asiento lentamente, firmando un acuerdo no verbal entre ambos.-Pásame tu colgante.-Saca una pequeña cajita de su bolsillo y le tiendo el colgante. De la cajita cae al reloj nueva arena color rojizo que lo vuelve a llenar a la mitad y me lo devuelve. - Bien, nos vemos dentro de un rato, te espero en el entrenamiento...

"¿Pero que...? Todo empieza a pasar a una velocidad sobrenatural, él desaparece, mi yo del pasado es sustituida por Raquel y yo aparezco al lado de la moto mientras veo como el camión colisiona conmigo....sin darme tiempo a reaccionar. Todo se vuelve oscuro, ya no siento nada, hasta que oigo un último susurro a mi alrededor, antes de dejarme ir.

...en el otro lado.








10/8/15

Escribiendo uno se siente feliz

Hoy, en esta entrada me gustaría hablaros de una cosa que a mis amigos y a mí nos suele gustar mucho hacer y es: escribir. Suena obvio que teniendo un blog nos guste escribir. Pero yo, a día de hoy y con la cabeza siempre por las nubes, os voy a hacer mi pequeña reflexión sobre el auténtico y hermoso arte del escribir. Espero que os guste:


Escribir es una de las cosas que hacen que mente y corazón entre en acción. Sin importar lugar, fecha, objetos a utilizar... Las palabras palabras son. Reverberan en tu mente, chocando unas con otras, llegando a tu cerebro, a tu subconsciente. Tu mundo de sueños, donde también se encuentra tu mundo de terror, fantasía, miedos y angustias, tu mundo romántico (y a veces hasta cursi y pasteloso). Ese es el mío. Escribir, como muchos escritores han dicho, es desnudar el alma, entregarte en cuerpo y en alma a ese portentoso arte. Escribir puede ser el perfecto arma de guerra contra una batalla o  tu pañuelo de atormentadas lágrimas de un doloroso duelo, de una trágica ruptura. Dicho de otro modo,  escribir puede ser tu peor enemigo o tu mejor amigo. Escribir es ir conociéndote, explorando cada pulgada y milímetro de tus sensaciones a flor de piel. Pueden no significar más que palabras, pueden significar un empiece desde cero, un nuevo amor, una lección tortuosa de la vida, una historia de terror. Escribiendo podemos ser los mejores villanos que jamás hayamos soñado o podemos ser también héroes con lentes en sus ojos, (no, esperad,ese es Superman).  

Escribir puede llegar a canalizar tus emociones, a ponerlas en armonía: ira, disgusto, alegría, tristeza, miedo.... (Me recuerda a la película de inside out). Escribir es un hábito que no se adquiere de la noche a la mañana. Sí, por escribir, escribimos todos un cuento, un relato, los deberes... El escribir es un arte que va creciendo con nosotros gradualmente. Cuando más lo utilicemos, más se desarrollará. Luego, estarán los que son innatos en escribir. Pero los que no, que no se disgusten si alguna vez no tenéis un día bueno pues el escribir no es una competencia. El escribir es un hobbie, es una muy buena manera de pasar el tiempo. Y, ¿Sabéis por qué? Porque pasáis tiempo con vosotros mismos. Conociendo vuestro interior. Os dais cuenta de cosas que no habríais creído nunca. Puedes sorprenderte escribiendo un relato policíaco y no gustarte demasiado. Puedes darte cuenta de las coletillas que utilizas en la mayoría de los relatos. Es lo que tenemos los pequeños escritores, que molamos. Puedes sorprenderte haciendo un relato romántico sin que eso vaya mucho con tu personalidad, pero que te haga poner una sonrisa de oreja a oreja. 
Escribir ayuda a poner en marcha tus dos lados: el bueno y el malo. Así que a lo mejor un día te da por convertirte en Maléfica, de la Bella Durmiente y pones un montón de husos de rueca indestructibles para conseguir tu venganza o te da por revertir el hechizo. A veces eso puede llegar a asustarnos, sobre todo si no estamos acostumbrados. Pero no hay nada que temer, escribir solo nos ayuda a abrirnos a nuevas experiencias, relatos y novelas.... Escribir te ayuda a meterte en tu mundo interior y ver a través de él que sensaciones, emociones y pensamientos están. 
Escribiendo aprendes lecciones que sin hacerlo no habrías aprendido. Aunque casi siempre es la vida la que te las enseñas. Tú pones el título y nombre a esa lección y con ello, moldeas una historia o una reflexión. Y si es una historia, es algo parecido a las moralejas que nos contaban de pequeñitos, pero ahora sabes que es original, que es tuya propia. Y esa es de la mejores cosas que puedes tener. Tener algo tuyo propio. Aunque también es cierto que a veces le damos una y otra vuelta, cambiando las palabras de sitio, transformándolas. Las palabras navegan en un océano de un sinfín de innumerables experiencias. Tratamos de cazarlas, de adueñárnoslas, pero a las palabras no hay que cazarlas. No. Hay que dejarlas que corran libres por la senda de la lejanía. ..


  “Porque todos llevamos un escritor en nuestro interior”








8/8/15

Comunicado Vigilante IV: Nuevos cambios y la historia de nuestro viaje en el tiempo

Hola queridos vigilantes, hoy tenemos una noticia especial, las vigilantes de sueños cambian a ser solo "Vigilantes de Sueños" es decir que el título del blog le hemos quitado el "Las" (aunque la url y gmail va a seguir teniéndololo ya que sería un lío para todos los seguidores, así que hemos decidido conservarlo en esos sitios)



¿Por qué? 
Bueno, hasta ahora, siempre hemos sido las mismas, hasta que este verano decidimos hacer un viaje en el tiempo todas juntas, allí hicimos un nuevo amigo, y cuando nos íbamos a ir, nos lo llevamos con nosotras ya que él quería ser un Vigilante de Sueños también. Así que ahora, tenemos con nosotras al primer administrador chico Vigilante de Sueños e historiador, quién se ocupará con nosotras de la sección de relatos y hará secciones nuevas como la de poesía,....


 Bienvenido Sir Arthur Poe, esperamos que disfrutes de está aventura. 
 
¡Abrazo Vigilante!


Como veréis Ivet ha cambiado varias cosillas del blog, como la pestaña "Conócenos" donde podréis ir a la biografía de cada administrador y el nuevo diseño (que esperamos que os guste tanto como a nosotras).
 
Antiguo diseño

Y nuestras nuevas firmas ;)






















6/8/15

Buscadores de monstruos: Relato Ivet Sarkis

Hola queridos vigilantes, espero que estéis pasando unas felices vacaciones, hoy os vengo con un nuevo relato. Este es un poco diferente, ya que no estoy muy acostumbrada a escribir en 3ª persona, pero quería probrar algo nuevo, y bueno, aquí está. De igual manera, espero que lo disfrutéis.


“Este frío está empezando a hacerse insoportable”. Piensa la chica, y sale de la caja silenciosamente no sin antes comprobar que no hay moros en la costa.
Al salir, se restriega los brazos contra sí misma, pasea su mirada por la habitación en busca de alguna salida. Toda la habitación está llena de cajas y no la dejan ver mucho, por lo que decide moverse e investigar entre los huecos que hay entre ellas hasta encontrarse por fin con una puerta. Se dispone a abrirla cuando ve que el picaporte comienza a temblar, su primer reflejo en ese momento es esconderse detrás de una de las cajas que da cara a una de las ventanas, donde solo se puede ver el fondo del océano y el vaho que produce su respiración entrecortada.

Seguido de abrirse la puerta, se empiezan a oír pasos que se acercan, cierra los ojos hasta que deja de oírlos y echa una pequeña mirada sin ver a nadie. Se sobresalta al sentir una presión en su hombro y se da la vuelta, lista para el ataque, encontrándose con algo que no esperaba. Una figura de un chico que no debía de alcanzar los quince la observaba detenidamente con el ceño fruncido y los brazos cruzados.

-¿Qué haces tu aquí? ¿Quién eres?-Ella se asusta por la autoridad de aquel chico, bueno, más bien niño.-Se supone que aquí solo pueden entrar los buscadores.

-Bueno, si nos ponemos así, tu tampoco pareces uno.-Salta la chica a la defensiva.
-Puede que no lo sea, pero trabajo para ellos.- “Vaya, cada vez los contratan más jóvenes”
-De acuerdo, lo siento, no lo sabía, verás, necesito encontrar a una persona, me han dicho que la puedo encontrar aquí.-mete la mano en el bolsillo y le entrega un papel al chico. Él lo coge sin dejar de mirarla y al leerlo se queda pensativo.-Sabes quien es.

Le clava una seria mirada.

-¿Cuál es tu nombre? 

-Diana...Diana West, supongo que a lo mejor te suena el apellido por mi tío, Jill West, se podría decir que era el mayor aventurero del mundo, y tengo de oídas que trabajo para ustedes alguna vez.-Diana inspecciona al chico en busca de alguna señal de que sabía de lo que le estaba hablando, pero su cara seguía sin ningún indicio de emoción.-Pero eso no viene al caso, necesito encontrar a la persona que viene en el papel.