16/7/15

Causa demoradora, efecto desolador- Roxy Dreams

¡Hola, vigilantes! Soy Roxy Dreams. Hoy os vengo con un nuevo relato (nuevo incluso hasta para mí porque normalmente no suelo escribir de este género), pero la verdad es que no me ha decepcionado en absoluto. Aquí os lo dejo. 
Espero que lo disfrutéis.



      - Hagamos lo que podamos- me dice él sin mirar al hombre que yace en el suelo. 

   Otra vez aquí. En el mismo sitio. Ahora estoy en el coche, sin sentimiento alguno. Sintiéndome culpable, cómplice de ti. En la radio suena “Love the way you lie” de Rihanna, y siento que todo lo que dice me está pasando. Está contando mi historia. De principio a fin. Bueno, fin todavía no, porque no lo hay. Nunca lo hay mientras él está conmigo. Sigue y me consigue. No puedo escapar de él. ¿Es un quiero pero no puedo o un puedo pero no quiero? Una fuerza magnética me atrae irresistiblemente hacia él, mientras otra parte me dice que abandone la jugada, porque al final la única que acabaré afectada seré yo. La canción acaba y suspiro. Retransmiten las noticias.

“Hemos encontrado a un joven de unos 20 años en la calle Roja. La policía sigue investigando los posibles sospechosos…”

“Sospechosos…” Pienso para mí. Si supieran quien es y quien era ese joven de 20 años.
Estamos en un mundo en el que el reino de la maldad y la violencia es la portada de todos los periódicos, en los que la hipocresía y la falsedad resultan ser las vencedoras de la batalla. Una batalla ya marcada por el odio y la venganza. El asesino me mira y me pide que lo acompañe. ¿Qué hago? ¿Me muevo? ¿Lo sigo? Él está esperando esa respuesta, pero una parte de mi cuerpo me dice que pare. Que hasta aquí ya ha llegado. Que no soporto ver más muertes por capricho. No más sangre derramada.  No más excusas de “Lo hago por ti”, o “lo merecía, él se lo buscó”. No puedo seguir así. No contigo.