5/12/15

Capítulo 1 (Atravesando un recuerdo)

Está decidida, no va ha cambiar de opinión. Sube el pie izquierdo en el aire, si dun paso aunque por pequeño que sea, caerá, y adiós a la joven extrovertida.
-¡Mierda! Nada no va el ascensor, iré corriendo por las escaleras...¡Tengo que salvarla! ¡Tengo que llegar a tiempo!-grito.
No cambia de opinión, sigue agarrada a su idea. Da un paso atrás...Respira y cuando justo quiere dar los dos pasos definitivos ,alguien llega.
La veo allí parada, si, veo como su largo pelo vuela...Si se mueve, caerá.
-Lia. ¡Lia para! No lo hagas...
La joven no quiere hacerle caso, pero acaba por frenar lo que quería hacer.
-¿Qué no haga qué? ¿Suicidarme? Tan es el cargo de conciencia que llevo encima, que he perdido la memoria. No recuerdo nada. Solo se que te he echo mucho daño...lo sé. No me acuerdo de nada.
¿Entonces de qué me sirve vivir? No merece la pena...Sé que me odias.
-Lia...Tienes que recordar todo...Revive todo de nuevo. Inténtalo.
-¿Me odias? ¡Me odias! Leonardo...Se qué no me quieres.
Sonrío.
-¿Por qué sonríes? ¿Tengo razón? ¡Yo lo sabía!-me grita Lia señalándome con un dedo.
-Eres tonta. Si de veras te odio...¿Qué hago aquí?-digo mientras le doy la mano, pero no la coge.
-¿Qué haces aquí?-pregunta, poniendo un mechón de pelo detrás de la oreja izquierda.
- Pues intentando que no cometas un crimen contigo misma.
-Eres bueno, por eso lo haces.
Sonrió de nuevo.
-Hasta los buenos tenemos nuestro lado oscuro.
-No entiendo nada Leonardo.
-¿Quiénes somos tú y yo en este grande mundo? ¿Somos una gota de agua en el mar, o un granito de arena en el desierto? ¿Somos una estrella en el universo? ¿O quizá algo en el espacio? Y yo me pregunto... ¿Llegará el día en que vivamos a salvo y se acabe el mal? La tormenta vendrá...¿Tienes miedo? ¿Tienes miedo a la lluvia, que vendrá después de que recobres la memoria? Vivimos bajo un mundo lleno de cambios, mentiras...Nada tiene explicación, Lilia, nada.
-¿Por qué dices eso? No entiendo...
-¿No recuerdas quien te dijo esto?-pregunto sonriendo de nuevo.
-Para...tus palabras me producen dolor de cabeza. ¡Malo!
-¿Malo? Entonces...¿Qué eres tu? ¿Buena?
-Para por favor...Escucho la lluvia, llueve dentro de mi cabeza.
-¿Llueve? ¿Llega la tormenta?-pregunto bajando la cabeza y apretando los puños.
-Leonardo...Estás provocando en mi una explosión de recuerdos...No quiero recordar lo que he echo...¡Ah!
-¿Qué pasa? ¿Qué harás?-pregunto dando un paso más.
-Suicidarme-dice mirando hacia abajo, hacia el portal que le llevara al lecho.
-¿Suicidarte? ¿Eres capaz?
-Si...No merezco vivir.
-¿Quiénes somos en este grande mundo? Tú y yo...¿Quiénes somos? Nada, no merece la pena que te suicides, a los humanos nos gusta solucionar errores cometiendo otros errores-grito.
-No me considero humana pero me encantaría entender el significado de tus palabras, no sabes cuánto, Leo...-dice acercándose a mi.
-¿Leo?-le miro sonriendo.
-¡¡¡Ah!!!-grita, dándole un vuelco el corazón.
Explosión de recuerdos. Recuerdos amontonados. Todo pasa a velocidad de vértigo. Recuerda todo
saltando de recuerdo a recuerdo. De error a acierto. De error a error.
Y cae inconsciente.
***
A las seis de la tarde. A lado de un parque de atracciones.
-¡Tu no eres nadie para decirme lo que tengo que hacer! ¿Vale?-grito, ya cansada de repetírselo cada dos por tres.
-Ya lo sé. No te cansas de decírmelo Lia, pareces un disco grabado que no acaba nunca. Soy tu hermano Lia, y tengo miedo de que te pase algo por culpa de el idiota que conociste el otro día, cerca de la discoteca esa...
Ya estoy harta de que me diga todo el rato lo que tengo que hacer. Me persigue a todas partes. Se lo
diré en sus narices. A ver si se entera.
-Tu no eres mi hermano-digo en voz baja, con miedo a lo que pueda suceder después. Me arrepiento
de habérselo dicho. He roto la promesa que les he echo a mis padres. Ojalá me trague la tierra.
Otro error.
-¿Qué has dicho? ¿Cómo que no soy tu hermano?-me dice respirando con dificultad- Quieres
decir... ¿qué lo que me dijo la tía Marge es cierto?
Y cae de rodillas.
-Escúchame Óscar. Lo que dijo la tía Marge, era verdad. Tú no eres mi hermano...Tus padres te
abandonaron, y mis padres decidieron adoptarte. Viviste conmigo y con mis padres, como si fueras mi hermano de verdad. Siempre te traté como a un hermano que nunca tuve. Mis padres no querían decirte nada...aún siendo ya desde el año pasado, mayor de edad. Yo no quería decírtelo...pero se me escapó. Lo siento mucho. ¡No sabes cómo lo siento, Óscar!
Silencio. Óscar no me decía nada, ni tampoco me miraba. Tenía las manos encima de la cabeza, y miraba a un vacío. Ese vacío al que miras cuando sabes, que llevas viviendo diecisiete años en una gran mentira.
Me agacho y pongo mis manos encima de sus hombros.
-Tienes que intentar asimilar que no eres mi hermano...Pero siempre me encontrarás allí cuando me necesites.
-¡Cállate!¡Cállate mentirosa!-grita tapándose los oídos y moviendo la cabeza de un lado a otro.
Asustada, veo como se levanta y me dice que me odia con fuerza y que no quiere más ver mi cara en toda su vida.
-Óscar....vayámonos a nuestra casa. Y lo hablamos.
-¿A casa?-dice riendo-Ya entiendo todo...Todos sabían mi realidad, excepto yo, Lilia. ¡Traidora! Eres una bruja, y no con el sentido bueno del mundo tuyo ese de Harry Potter. Nunca he odiado a alguien como te estoy odiando ahora mismo...Siempre confié en ti, no eras para mi solo una hermana, eras mi amiga...Mi alma gemela.
-No te voy a contradecir...tienes razón en todo lo que has dicho. Pero por que hablas con "eras"...Óscar ¿Qué soy ahora para ti?-llorando, por fin susurro.
-Eres para mi...Pero claro, para que alguien se de cuenta de la heridas de los demás primero por lo menos tiene que tener corazón, lo tienes, pero desgraciadamente no lo usas. ¿Por qué no lo sustituyes por una piedra grande?.-me grita con los ojos bañados en puro pero puro odio.
Él nunca perdió la calma. Él nunca lloro...Pero ahora sí. Todas las lágrimas que nunca lloró y se guardó, han salido a la superficie. Las está liberando de su prisión. Y eso me hace daño, mucho daño.
-¡Te odio!-me grita y sale corriendo. Abre su coche, recién comprado...y arranca dejándome allí tirada.
Qué he echo...Me limpio las lágrimas y cojo mi bolso del suelo. Cojo el teléfono y le llamo una y otra vez...Pero nada, no lo coje.
Cuando ya he perdido toda esperanza, me llega una llamada. Pensando que era Óscar, y que me llamaba para pedirme perdón, y que seguía siendo para el una hermana, no de sangre, pero hermana, lo cojo.
-¿Óscar? ¡Ya sabía yo que llamarías!-grito eufórica.
-Jolín Lia, ya te has olvidado de mi ¿O qué?.
No era Óscar , ya he perdido toda esperanza. Todo se ha esfumado.
-¿Quién eres?-pregunto.
-Soy Daniel-dice riendo.
-¿Qué Daniel? Perdona pero no te reconozco.
-¡Soy el que conociste el otro día! A lado de la discoteca que está cerca de la estación.
Ya sé quién es, es por su culpa...Por él discutimos Óscar y yo.
-Ah...Ya me acuerdo. Hola. ¿Qué quieres?-pregunto en voz baja.
-Que sosa estás hoy. ¿Eh? ¿Qué tal si quedamos hoy? Y así te relajas...-dice con voz melosa.
No sé cómo ni por qué. Pero acepto y quedo con el. Justamente dónde nos conocimos esa vez.
-Nos vemos dentro de veinte minutos-me dice y cuelga después de decirme-Cuídate bombón.
Cojo un taxi, sí, me he permito ese lujo...Después de quince minutos, llego al lado de la estación.
Jolín ya esta él allí...
Sonríe al verme bajar del taxi, y viene corriendo.
Sin decir hola y sin pedir permiso, me besa.
-¿Qué estas haciendo?-le miro aterrada apartándole de golpe.
-¿Cómo que hago? ¿Para qué se supone que hemos quedado?-me mira extrañado. Sin esperar respuesta alguna me vuelve a besar. Agitada, me suelto de el. Me aparto y le miro con odio.
-¿Qué te has creído? ¡Apártate!-le grito sollozando.
Pero el no se aparta, y me empuja hacia una pared. Grito aterrada. No hay nadie. Estoy sola con el.
-¿Qué pasa bombón? ¿Por qué lloras?-me mira, susurrando irónico.
No veo nada, solo veo su enorme cuerpo. Luego se decide. Me coge y me mete en un coche. Grité y grité todo lo que puede pero nadie me hizo caso.
Perdí la conciencia.
***

1 comentario:

  1. Hola, muy bueno tu relato a partir de ahora me tienes siguiendote, y te invito a pasarte por mi blog, nos leemos;)
    http://estoyentrepaginas.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar

Hola, muchas gracias por tu visita ;)
Deja tu comentario, tus opiniones y críticas son importantes para mí
Los comentarios que contengan spam o comentarios ofensivos serán eliminados.

Disfruten del blog ;)