28/3/14

Renacer de primavera

Tumbada sobre un lecho blanco, esperando como una princesa a que llegue su príncipe. Mi cuerpo permanece inmóvil, congelado, esperando que caiga el último copo para poder despertar y ver la luz. Aquella que iluminaba el cielo junto esos colores tan vivos que tan solo yo puedo crear y volver a encontrarme con él, como cada año. Como cada 21 de Marzo.
            Siento el frío envolverme mientras siento como la escarcha empieza a derretirse de mi cuerpo. ¿Acaso ya ha llegado el día? Intento moverme sintiéndome poco a poco libre cuando mi primera respiración llega tranquila y serena. Algo frío cae en mi nariz y abro los ojos viendo un precioso cielo azul despejado de nubes darme la bienvenida.
El viento zarandea las ramas de los árboles a su compás. Unos copos de nieve casi imperceptibles ya avisando un nuevo fin de otra estación mientras renace vida en la tierra, cambiando los tonos blancos a color. Paso mi mano en la nieve de mí alrededor derritiéndose a mi tacto sustituyéndolo por hermosas flores que crecen lentamente. Me levanto y camino haciendo lo mismo a mi paso. Los preciosos cerezos de tonos rosas, el canto de los pájaros que ya vuelven de su largo viaje, el sol... Lo siento en mis venas, está en mí. Hago crecer un gran árbol delante de mí mientras las enredaderas hacen un hermoso columpio de flores. Echaba tanto de menos esto. Sentir el viento zarandear mi pelo como una dulce melodía que extrañaba tatarear. Vuelvo a sentir aquel frío y alguien me tapa los ojos.
            -¿Me olvidastes, pequeña flor de primavera?-una sonrisa apareció instantáneamente en mi cara.
            -Sabes que nunca lo haría.
            -Estuviste durmiendo, durante bastante tiempo.-Frunzo el ceño y niego con la cabeza.- ¿Tuviste un buen despertar?
            -Como siempre supongo.-respondo balanceándome en el columpio mirando hacia el horizonte hasta que él me para.
            -¿Ocurre algo?-Me pregunta preocupado. “Que ahora viene lo que más odio”. Verte marchar. ¿Por qué nuestra vida tiene que ser así?” Pienso mientras le miro sin poder responderle. Unas gotas cayeron sobre mí y entonces noté que estaba empezando a llover. Era yo quien lo estaba provocando por lo que iba a venir. La lluvia reflejaba mis lágrimas. Él me rodea con los brazos reconfortándome.-Eh, lo hemos hecho más veces…
            -Ya, pero un día se hace poco cuando tienes tanto tiempo.-suspiro mientras me recuesto sobre su pecho.
            -Tu tan solo piensa en mí, yo estaré aquí. Y yo haré lo mismo.-Y con su mano hizo una rosa de hielo tan bien hecha que parecía cristal. Le sonrío y la cojo.
            -Gracias, es preciosa.-El anochecer está a punto de caer y le beso. Me acaricia la mejilla y me corresponde. El sol ya casi ha desaparecido.
            -Te quiero, no lo olvides-le oigo susurrar antes de desaparecer de mi vista.
            Siento agua en la mano de la rosa derretida. Otro año igual. Me recuesto en mi columpio mientras veo como el agua cae con más fuerza hasta que caigo en brazos de Morfeo.
            Un melodioso sonido me despierta. Un nuevo día de primavera ha comenzado, con un fascinante arco iris pintando el cielo y a mi lado se encuentra aquella flor que me regalo ahora más viva que nunca brillando con su color cristalino. Tal vez este es mi destino, ser una estación más como me había impuesto la vida. Pero ahora tendríamos algo de cada uno en nuestro pequeño jardín. Y eso jamás nadie podrá romperlo.




Hola, mis queridos vigilantes, este relato quedó finalista en el concurso literario del blog Alexaliana organizado por Alexa (un beso desde aquí y no olviden pasarse por su blog). Espero que os haya gustado. 

Besos y pasad un buen fin de semana ;)



18/3/14

Las vigilantes de sueños ya tienen madrina

Hola mis queridos vigilantes
Anunciamos está entrada para presentaros a nuestras nuevas madrinas. Desde aquí os damos la bienvenida, estamos muy contentas y agradecidas de que nos escogierais como ahijadas. Aquí os presentamos a Rosy y Lecturina; y su blog.
.
En su blog “No solo leo también sueño” muestran su mayor pasión, la lectura realizando principalmente reseñas de libros. Aunque también biografías y entrevistas a escritores. Tienen una sección muy interesante en la que hablan de las curiosidades del mundo de la literatura. También han comenzado un nuevo proyecto llamado “Miss lectura” en el que ofrecen novelas que no han sido publicadas aún, para que puedan lanzar su granito de arena a escritores poco conocidos pero de calidad. 

No olvidéis pasaros por su blog, os encantará



15/3/14

El monstruo que hay en mí renace de su extinción por Ivet Sarkis

            Ya hemos llegado, lo presiento. El fuerte sonido de los motores del helicóptero nos avisa de que estamos a punto de aterrizar. Mis compañeros preparan sus mochilas listos para salir. Es mi primer viaje de expedición con los mejores científicos del mundo y guardaespaldas por si pasa algo. Pero eso no me quitaba los nervios y ya podía vislumbrar como mis verdes venas empezaban a salir por mi brazo. Me pongo el jersey ocultándolas mientras me llevó las manos a la cabeza.
            “Contrólate” pienso mientras cierro los ojos y respiro profundamente. “Puedes hacerlo”. La verdad es que me pasa desde hace mucho tiempo pero no se lo que significa, nunca he dejado que aquello me controlarse y mucho menos que nadie lo supiera.

El monstruo que hay en mí por Roxy Dreams


Cada día la veo sufrir. La veo retorcerse de dolor. Y me duele, porque la quiero. Pero ya no hay vuelta atrás. No puedo controlarme. La muerdo, siguiendo por su cuello, saboreando la sangre, pero a la vez sintiendo culpa y confortabilidad. Mi ser y mi monstruo se pelean juntos por saber quién ganará. El recuerdo me sigue embargando, cuando peleé con ella sin quererlo, cuando me enfurecí demasiado, cuando me tiré al suelo para ocultar mi parte horrible, y después….

- Oliver, ¿qué haces ahí sentado? ¡Llegaremos tarde al teatro! Me prometiste que esta vez llegaríamos a tiempo.
           
            La miro ocultando parte de mis lágrimas. Ese sueño se repite incesantemente en mi cabeza. Y un día, por desgracia, ocurrirá. Por mucho que intente controlarme, todo será en vano. No quiero que ocurra. Dirán que soy un romántico loco, y que eso sólo llevara a la desgracia de la gente que me rodea, pero…
-Cariño, vámonos ya, que luego vamos a ir con Sandra y Pablo- me zarandea un poco.
           - Está bien- cojo mi abrigo y, antes de salir, la abrazo con mucha fuerza.

7/3/14

Los susurros de las mariposas



          Como siempre y verdaderamente sabía, ocurrió como predije, quise dar una oportunidad al mundo pensando que eso sería la solución, mostrando mi verdadero ser.  Al principio ellos titubearon quedando en un shock profundo en donde les inundaban infinidad de dudas. Hasta que vino él. “Mi salvador”. Así lo hacía llamar llenándose de oro cada vez que pasaba por una pasarela siendo el espectáculo número uno. Desde entonces mi vida fue seguida de continuos flases y cuchicheos de envidiosas compañeras que no dudaban nunca en hacerme caer en el centro del escenario. Aunque gracias a mi poder, eso nunca ocurrió. Mi vida era de ensueño aquel entonces, cualquiera me la hubiera cambiado. O eso pensaba aquel entonces cuando no sabía lo que mi mente fue capaz de ocultarme.