10/11/14

Cuéntame tu historia #2#: A través del cristal empañado

Hola, mis queridos vigilantes, hoy os vengo con el segundo personaje de la iniciativa "Cuéntame tu historia".  Siento haber tardado tanto en subir esta historia (porque también estoy preparando el especial halloween de esta iniciativa).

Antes que nada agradecer todos los comentarios de la historia de Marco. Fue muy entretenido, me encanto escribirlo para ustedes y me alegro de que os gustará. También deciros que en este segundo personaje me he inspirado en una canción que sale en una parte del texto "Try de Pink"
Sin más preámbulos, os dejo con este segundo personaje, espero que os guste, no olviden comentar que les pareció.


Y su historia:

A través del cristal empañado

    - Hazlo antes de que me arrepienta. - El coche arranca dejando la vieja iglesia atrás hasta perderla de vista. Suspiro contra el cristal empañado por el frío día y veo las gotas caer como si estuvieran simulando mi estado de ánimo.
    - A lo mejor no deberías haberte ido... - No digo nada. Miro mis manos enguantadas y acaricio mi blanco vestido, ese con el que tanto había soñado llevar meses antes, en este día que debería haber sido como un precioso sueño. Pero...¿Qué haces cuando el corazón y tu razón saben la verdad?, ¿Cuándo amas a alguien pero sabes que con eso no es suficiente? En el fondo sabía que iba a salir mal, sobre todo si la otra persona se enamora de otra...

Siento la mano de mi compañero Raúl encima de la mía infundiéndome ánimos. Subo mi mirada a la suya viendo sus ojos de preocupación fijos en la carretera.
    - Te equivocas, he hecho lo correcto y ambos lo sabemos, segundas oportunidades casi nunca fueron buenas - Un viejo dicho de mi padre que nunca quise comprender, pero que por desgracia, los adultos saben más por la experiencia que nosotros y eso lo acababa de vivir en carne propia. Un silencio incómodo irrumpe en el coche. Me quito el velo dejando al descubierto mi corta cabellera morena y pongo la radio, dejando de fondo Try de Pink mientras recuerdo el momento que horas antes ocurrió en la iglesia.

Camino por el largo pasillo donde al fondo vislumbro una puerta cerrada. Ya se lo que me espera detrás, pero... algo en mi interior me impide avanzar.
Mi visión se vuelve borrosa por las lágrimas, no debería estar aquí..., pero quería dejar las cosas claras antes de irme.
Él aparece de espaldas a la puerta, es el primero el entrar hasta que se da cuenta de mi presencia y me encara.
    - Hola, ¡caray, estas preciosa!
   - Esto no va a funcionar. - Lo interrumpo Él me mira sin comprender. - Tuvimos nuestro bello momento y después...lo dejamos. Tu volviste a tu vida y yo a la mía. Luego volvimos...
    - Ya sé donde va a parar esto. Marianne...
   - Lo entiendo, te enamoraste de otra persona, no trates de engañarme, la miras igual que cuando me mirabas a mí en un principio. Ni siquiera sé como volvimos. Todo es tan... complicado.
   - Yo tampoco lo sé. Solo recuerdo que cuando te volví a ver fue como si una parte de mi pasado volviera, pero...
    - Pasado... Supongo que tuvimos ese fallo los dos. No estábamos preparados...
Nos miramos comprendiendo que era hora de despedirse, dejar a un lado el pasado para formar un nuevo y misterioso futuro.
    - Que tengas suerte en la vida.-Me dijo.
   - Igualmente.-Una sonrisa se formó en nuestro rostro y nos fuimos de allí. Voy hasta la salida donde me encuentro a mi amigo Raúl al lado de su coche.
   - Vuelvo a casa.
   - ¿En serio? ¿Y tu boda?
   - Otro día será...”

La música termina y vuelvo de mi ensimismamiento dándome cuenta de que he estado haciendo dibujos en el cristal empañado sin darme cuenta. El coche para.
   
 - Bueno, ya hemos llegado.-Me quito el cinturón sin moverme del sitio y lo encaro.
  - Gracias por traerme.
 - Sin problemas, ya te dije que para lo que quieras, aquí me tienes, lo único es que cuando quieras volver a hacer la novia a la fuga otra vez, me avises con un poquito de antelación. - Ambos nos reímos ante su ocurrencia. Puede que el día no haya sido tan malo después de todo...

    - Lo tendré en cuenta, Raúl. Lo tendré en cuenta.  


18 comentarios:

  1. Pero... ¿cómo se me va a casar la buena mujer con 19 años? Si normal que decida fugarse...
    Me ha encantado, una extraña historia, la verdad, pobre Marianne, supongo que las segundas oportunidades nunca son buenas.
    ¡Un besín!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Gema, me alegro de que te haya gustado, Bueno, quería probar algo nuevo con este personaje y esto fue lo que salió.

      Besos, nos leemos ;)

      Eliminar
  2. Primero que todo muchas gracias por tus comentarios en el blog, ahora ya te sigo y bueno me pondré al corriente con tus entradas.

    Saludos :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Roli
      De nada, es un placer, gracias a ti también por pasarte.

      Besos, nos leemos

      Eliminar
  3. De verdad, me enamoráis con vuestras historias. Me encanta. Gracias por seguir participando, ¡ánimo! <3 Es preciosa :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, de verdad. Gracias también a ti por crear esta iniciativa tan entretenida.

      Besos, nos leemos

      Eliminar
  4. ¡Oh! ¡Cielos! ¡Novia a la fuga!

    La verdad es que jamás me habría esperado un relato así, sobre todo porque no tengo en cuenta que sí, que una vez eres mayor de edad, puedes casarte y demás, pero como la gente cada vez lo deja para más adelante...

    Corta pero intensa, me gusta leer una historia así, simpre me hace pensar que no es necesaria tanta palabra para expresar las emociones importantes.

    ¡Muchas gracias por tu historia! Esperaré encantada el relato de Halloween.

    Bss!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola ;)
      Gracias, me alegro de que te haya gustado. Y también gracias a ti por crear la iniciativa, dentro de poco subiré el relato especial de Halloween y espero que también te guste.

      Besos, nos leemos

      Eliminar
  5. ¡Hooola! No sabía de la iniciativa, pero me ha encantado el relato. Pobre chica :( Un besito y nos leemos :*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Chincla
      Pues si te gusta escribir, te la recomiendo. Es muy entretenida. Muchas gracias.

      Besos, nos leemos

      Eliminar
  6. Wow!!! que buena iniciativa!!! lo que has escrito ha estado WOW!!! felicidades!! besos

    ResponderEliminar
  7. Hola!! Me ha gustado la historia :) y muy buena iniciativa! Igual me animo :D
    Ya te añadí a la cabaña de hefesto, te dejo mi correo para comentarte un par de cosillas
    irenefm8@gmail.com
    Mil besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Irene
      Muchas gracias, me alegro de que te haya gustado.
      ¡Que bien! Ahora te mando el correo

      Besos

      Ivet

      Eliminar
  8. Muy bueno como siempre... sigue dándonos grandes momentos como esta novia a la fuga¡¡ un besazo¡¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola :D

      Gracias por tu comentario Francis, comentarios como los tuyos son los que me hacen mejorar día a día.

      Besos, nos leemos

      Eliminar
  9. Hola, vigilante!
    Marianne, Marianne, Marianne... ¡Demasiado joven para casarte! Pero bueno, hizo lo correcto, si no está al 100% segura, a la fuga jajaja Me encantó el enfoque que le diste a la historia, aunque breve pero intensa. ¡Como me gusta! Sigue así :3
    P.D. Consigueme una cita con Marianne ;)

    <3

    ResponderEliminar

Hola, muchas gracias por tu visita ;)
Deja tu comentario, tus opiniones y críticas son importantes para mí
Los comentarios que contengan spam o comentarios ofensivos serán eliminados.

Disfruten del blog ;)