22/9/14

Bajo el eclipse lunar 3ª parte

Hola, ¿qué tal les va? Ya estoy aquí otro Lunes con otra entrega de Bajo el eclipse lunar. Hoy es la tercera parte de la historia, Espero que os guste, no olvidéis dejar vuestros comentarios con vuestras opiniones y críticas de la historia. 
Parte 3: Traición 
           -¿Sobrevivirá? - Reconozco aquella voz, era Jack.
       - No podemos estar seguros todavía, aunque está mejorando. Pero no estamos seguros de cuando despertará, puede que tarde dás, semanas o meses..
         - Bien, pues administrelé esto.
        - No puedo hacer eso, no está en mi ética hacerlo...
      - Escucha, pequeño engendro. - El tono de Jack empieza a ser con tono amenazante.Oigo el sonido de un gatillo - Mi plan no ha funcionado así que tendremos que volver a intentarlo. Y necesitamos todo el personal que podamos. Y esa persona ya ha estado en ese conflicto antes, así que necesito que no sepa nada, Tu trabajas para nosotros. ¡Trabajas para mí! Así que te sugiero, no, te ordeno que se lo administres y si despierta o notas un cambio me avises. ¿Queda claro?

Abro lentamente los ojos y asimilo lentamente lo que acaba de ocurrir. La furia empieza a invadir mi interior, le doy una patada tirándole al suelo haciéndole caer las llaves de su bolsillo. Me las arreglo como puedo para desposarme y cojo su pistola amenazándole con no moverse de su sitio.
Corro hacia el coche vigilando que no me sigan. Maldigo por la cantidad de tiempo innecesario que había perdido. Miro por las calles solitarias esperando, salgo del coche y entró en el baño de un bar cercano para tranquilizarme. Descanso sobre el frío suelo llevándome las manos a la cabeza desesperado, desolado. Ya no sé que significa nada para mí. Los que creí compañeros se convirtieron en traidores; lo que creí verdades solo fueron absurdas mentiras. Ya no se que hacer, ni por quien luchar… Mi móvil empieza a vibrar  y me quedo en shock. Se me ha olvidado destruir todo rastro de mí ubicación. Puede que solo falten minutos para que me vuelvan a encontrar. Oigo unos bruscos sonidos que me hicieron levantar bruscamente. Dejo el móvil y salgo despacio por la puerta trasera del bar escondiéndome detrás de un sillón. Pero se que estoy acorralado, los agentes de ELIX estarían esperando en la puerta principal del bar y no tardarían en hallarme. Una mano se posó en mi hombro sobresaltándome. Miro instintivamente hacia atrás viendo a una persona encapuchada haciéndome una señal para que lo siga.
Camino de cuclillas mirando de vez en cuando hacia atrás hasta que llegamos a una puerta secreta del pasillo. La cerramos a nuestro paso y subimos unas escaleras que conducían a la terraza superior.
Me doy la vuelta para agradecer a la persona pero no se encontraba detrás de mí. Ahora estaba delante de mí apuntándome con una pistola. 
Levanto las manos lentamente en señal de rendición mientras cerré los ojos impasible, esperando el impacto.
      - ¿Qué pretendéis?- Abro los ojos viendo como seguía sujetando el arma esperando una respuesta.
      - No sé de que me hablas…- La persona se quito la capucha y se acerca poniendo ahora el arma en mi cabeza. Y entonces me doy cuenta que era la misma persona que había seguido en el pub.
      - Sé perfectamente que mientes, queréis provocar una guerra, ¿a que sí? 
    -Te refieres a la que vosotros provocasteis, enhorabuena, provocasteis una gran masacre. -digo irónicamente. Eso la debió enfurecer bastante pues cargo el arma mientras la apretaba más a mi cabeza.
      - Vas con ellos creyendo que te van a ayudar, pero dime una cosa, ¿crees que te van a venir a ayudar en estos momentos? - Su mirada de odio me sigue examinando, La verdad es que no se quién tiene la razón y quien no, pero en esos momentos ella tenía razón, estaba solo. Todo lo que había vivido desde que salí del hospital es una farsa. - Siento desilusionarte. Pero primero, quiero saber sus planes.
      - Por si no te has dado cuenta es de ellos de quienes estoy escapando. Y aún que avises a tus compañeros, ELIX te cojera antes de que disfrutes con ellos de vuestra venganza.
    - Deja de fingir, ellos ya me han descubierto intentan cazarme por haberme vuelto contra ellos. No soy idiota.
     - ¡Pero se puede saber de que demonios me estas hablando! ¡Yo soy el único que...! - La puerta de la terraza cae abajo y mi acompañante se prepara mientras escapa saltando a un tejado cercano. Me acerco observando la altura que hay bajo mis pies.
      - ¡Yabián! - Mis compañeros de ELIX se encuentran detrás de mí intentándome convencer de que regresára. Sus palabras ya no pueden acallar todos estos meses de secretos y mentiras. Mis recuerdos han sido borrados por ELIX. Salir de allí era la única forma de recuperarlos todos y cada uno de ellos. Salto hacia el tejado. A mi lado, se encontraba la persona que unos minutos antes había empuñado su arma contra mí, de nuevo encapuchada y con un pañuelo cubriéndole casi por completo la cara. Me mira anonadada. Ninguno dice una palabra hasta que oímos un disparo y echamos a correr.
Cuando les perdemos de vista, la chica camina hacia un coche, invitándome a que entrara. Suspiro mientras el coche empieza a arrancar. No sé si he hecho bien en seguirla, pero no me queda otra opción.
     - ¿Quién eres? - Pregunto. La chica sonrío mordiéndose el labio inferior.
     - Soy la Dra. Kane.
    - ¿Doctora? ¿Trabajas para OWSER?
    - Estoy con ellos, nada más.
    - ¿Qué se supone que significa eso? - dije sin entender.
   - Mira, creí que todo esto era una trampa de ELIX pero…me equivoqué. - Paró el coche. - ¿Pero que demonios te pasa?
    - ¿Qué estoy harto de que todos los que me conocen me hablen en clave como si comprendiera la situación cuando hace cuatro meses que desperté de un coma sin recordar nada de lo que pasó.
Me intento tranquilizar, la furia no me va a servir para nada, pero no puedo evitar estar frustrado.
    - La máquina que usaron para borrar tus recuerdos la inventé yo. -La miro esperando que continúe. - Antes trabajaba para ELIX, se podría decir que era el cerebro del equipo. Ellos necesitaban una máquina que ayudara a borrar los recuerdos de los miembros que lográbamos apresar de OWSER. Todo eso fue hasta que vieron que empezaba a ser un estorbo…
    - ¿Qué quieres decir?
   - Hay cosas que no están permitidas… Tenemos que seguir, si no los avisamos una nueva masacre sucederá esta noche puede que peor que la de la anterior vez.- Arrancó de nuevo el coche.
    - ¿Puedo hacerte una pregunta? - Asintió. - ¿Y qué paso con la masacre? Es decir...
    - No ocurrió nada - La miró sin comprender. -Nunca hubo ninguna masacre...

¿Os gusto esta parte?
¿Os dejo con ganas de saber más?

Próximo Lunes, el capítulo final







Parte 2                                                                                   Parte 3                                                         

4 comentarios:

  1. Por ahora es la parte que más me ha gustado. Bien narrada y manteniendo la intriga en todo momento¡¡ sigue así¡¡ nos leemos¡¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Francis, me alegro de que te este gustando la historia.
      Para el próximo Lunes subiré ya el último capítulo

      Besos

      Eliminar
  2. Hola, que hermosa historia, tu la escribes? la verdad es que esta buena!!! la vendre a leer siempre, vengo de la iniciativa de blog asociados y ya te sigo, besos<3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Fernanda, muchas gracias por tu comentario. Si, yo he escrito esta historia.
      Subo cada capítulo los lunes.

      Besos

      Eliminar

Hola, muchas gracias por tu visita ;)
Deja tu comentario, tus opiniones y críticas son importantes para mí
Los comentarios que contengan spam o comentarios ofensivos serán eliminados.

Disfruten del blog ;)