28/3/14

Renacer de primavera

Tumbada sobre un lecho blanco, esperando como una princesa a que llegue su príncipe. Mi cuerpo permanece inmóvil, congelado, esperando que caiga el último copo para poder despertar y ver la luz. Aquella que iluminaba el cielo junto esos colores tan vivos que tan solo yo puedo crear y volver a encontrarme con él, como cada año. Como cada 21 de Marzo.
            Siento el frío envolverme mientras siento como la escarcha empieza a derretirse de mi cuerpo. ¿Acaso ya ha llegado el día? Intento moverme sintiéndome poco a poco libre cuando mi primera respiración llega tranquila y serena. Algo frío cae en mi nariz y abro los ojos viendo un precioso cielo azul despejado de nubes darme la bienvenida.
El viento zarandea las ramas de los árboles a su compás. Unos copos de nieve casi imperceptibles ya avisando un nuevo fin de otra estación mientras renace vida en la tierra, cambiando los tonos blancos a color. Paso mi mano en la nieve de mí alrededor derritiéndose a mi tacto sustituyéndolo por hermosas flores que crecen lentamente. Me levanto y camino haciendo lo mismo a mi paso. Los preciosos cerezos de tonos rosas, el canto de los pájaros que ya vuelven de su largo viaje, el sol... Lo siento en mis venas, está en mí. Hago crecer un gran árbol delante de mí mientras las enredaderas hacen un hermoso columpio de flores. Echaba tanto de menos esto. Sentir el viento zarandear mi pelo como una dulce melodía que extrañaba tatarear. Vuelvo a sentir aquel frío y alguien me tapa los ojos.
            -¿Me olvidastes, pequeña flor de primavera?-una sonrisa apareció instantáneamente en mi cara.
            -Sabes que nunca lo haría.
            -Estuviste durmiendo, durante bastante tiempo.-Frunzo el ceño y niego con la cabeza.- ¿Tuviste un buen despertar?
            -Como siempre supongo.-respondo balanceándome en el columpio mirando hacia el horizonte hasta que él me para.
            -¿Ocurre algo?-Me pregunta preocupado. “Que ahora viene lo que más odio”. Verte marchar. ¿Por qué nuestra vida tiene que ser así?” Pienso mientras le miro sin poder responderle. Unas gotas cayeron sobre mí y entonces noté que estaba empezando a llover. Era yo quien lo estaba provocando por lo que iba a venir. La lluvia reflejaba mis lágrimas. Él me rodea con los brazos reconfortándome.-Eh, lo hemos hecho más veces…
            -Ya, pero un día se hace poco cuando tienes tanto tiempo.-suspiro mientras me recuesto sobre su pecho.
            -Tu tan solo piensa en mí, yo estaré aquí. Y yo haré lo mismo.-Y con su mano hizo una rosa de hielo tan bien hecha que parecía cristal. Le sonrío y la cojo.
            -Gracias, es preciosa.-El anochecer está a punto de caer y le beso. Me acaricia la mejilla y me corresponde. El sol ya casi ha desaparecido.
            -Te quiero, no lo olvides-le oigo susurrar antes de desaparecer de mi vista.
            Siento agua en la mano de la rosa derretida. Otro año igual. Me recuesto en mi columpio mientras veo como el agua cae con más fuerza hasta que caigo en brazos de Morfeo.
            Un melodioso sonido me despierta. Un nuevo día de primavera ha comenzado, con un fascinante arco iris pintando el cielo y a mi lado se encuentra aquella flor que me regalo ahora más viva que nunca brillando con su color cristalino. Tal vez este es mi destino, ser una estación más como me había impuesto la vida. Pero ahora tendríamos algo de cada uno en nuestro pequeño jardín. Y eso jamás nadie podrá romperlo.




Hola, mis queridos vigilantes, este relato quedó finalista en el concurso literario del blog Alexaliana organizado por Alexa (un beso desde aquí y no olviden pasarse por su blog). Espero que os haya gustado. 

Besos y pasad un buen fin de semana ;)



7 comentarios:

  1. hola me ha encantado el relato, esto de los amores imposibles es tan triste, pero el final es esperanzador, besoss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Muchas gracias me alegro de que te haya gustado

      besos

      Eliminar
  2. Mil gracias cielo:) Eres un sol! Gracias por recomendar mi blog y desde este comentario digo : eres una chica, dulce y muy maja.
    Te merecías quedar finalista y mucho más
    Mil besos cielo :)
    Alexa

    ResponderEliminar
  3. De nada, gracias a ti por el concurso, ha sido un placer participar.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te haya gustado y el placer es mio
      Mil besos
      Alexa

      Eliminar
  4. Hola Ivet, muy bonita la historia aunque algo triste, y felicidades por ser finalista.

    ResponderEliminar
  5. Una historia preciosa, me alegro que quedara finalista porque lo merece :)
    Me quedo por aquí, un besito.

    ResponderEliminar

Hola, muchas gracias por tu visita ;)
Deja tu comentario, tus opiniones y críticas son importantes para mí
Los comentarios que contengan spam o comentarios ofensivos serán eliminados.

Disfruten del blog ;)