20/2/14

La fuente del reencuentro


1890, Mónaco

Esperar…..hasta desesperar.  Esperar…hasta que va llegando el día que tanto soñaste. Yo ahora solo puedo contar los minutos y segundos que pasan lentamente mientras mis damas me recolocan un precioso vestido blanco que llevaré dentro de poco.  Sonrío para mí pensando en cuanto llegué cuando Sara irrumpe en mi habitación.

-¡Princesa Elizabeth, te queda hermoso!-dijo mientras se acerca con algo entre las manos y me lo tiende.-Tome, acaba de llegar, es para usted.
-Gracias Sara.-le respondo mientras cojo el pequeño sobre y leo la carta. Hago una señal a mis damas.- ¿Pueden salir un momento?
-Por supuesto, majestad. Luego seguiremos arreglándole el vestido.-y se van.
-¿Algo va mal? ¿Qué dice en la carta?
-Tengo que irme a mi país, mi hermano mayor ha enfermado y no saben que le pasa.-suspiro arrugando la carta.-Tengo que decírselo.
-Pero solo quedan dos semanas para tu boda.
-No te preocupes, solo serán unos días, llegaré a tiempo.

Salgo del castillo y lo encuentro sentado en la fuente  de la entrada pensativo.

-Hola Adrien.- Me siento junto a él nerviosa observando la marca en la piedra con nuestros nombres de nuestra primera cita-Tengo algo que contarte.
-¿Qué ocurre?-Se gira hacia mí preocupado cogiéndome las manos mientras espera atento.
-Me tengo que ir por unos días a mi país, mi hermano ha enfermado…
-Voy contigo.-dijo interrumpiéndome. Le sonrío y le acaricio la mejilla.
-No, tú deber está aquí, además solo serán unos días.-Me besa dulcemente. Los guardias aparecen a mi lado con un carruaje. Me separo un poco y le sonrío.- Me reencontraré contigo a tiempo, lo prometo.
-Aquí te espero, princesa.-y me despide con un abrazo.
El carruaje empieza a avanzar alejándome de mi sueño, encontrándome con el destino de esta vida. Ya no puedo oír campanas, tan solo tristeza en el ambiente. Ahora mi blanco vestido lo lleva un cuerpo vacío mostrando una promesa sellada….en esta vida.


Actualidad, Mónaco

El pitido de la alarma me sobresalta. Me levanto y veo como Aida y Raquel están preparando sus mochilas.

-Ya era hora. Vamos, levanta, ya estamos preparando todo para visitar la ciudad.-dijo Vero emocionada sin parar de meter cosas en la mochila.-Nos queda una semana para volver y quiero verlo todo.
-Acabamos de venir y ya estas pensando en cuando nos vayamos.-me levanto y me dirijo al balcón deleitándome con el precioso paisaje de Mónaco por la mañana mientras una sonrisa aparece en mí cara sin remediarlo. -¡Oye Noe! ¿Te ocurre algo? Estás un poco rara desde que llegamos.-doy media vuelta encarándolas.
-No sé porque muchas cosas de aquí se me hacen familiares….es como un presentimiento… -susurró y zanjó el tema mientras me preparó.-Bueno, venga, ¿no teníais tantas ganas de ver la ciudad?

Caminamos por la ciudad mientras Vero no deja de hacer fotos a todo lo que ve y Aida mira una guía turística contándonos cosas interesantes de la ciudad. Pasamos por una calle al lado del mar. Nos sentamos a descansar mientras lo miramos fundirse con las rocas.
-Mirad, la Roche de Mónaco.-dijo Aida. “Hacía mucho tiempo que no lo veía. ¿Pero qué…estoy pensando? Me llevó una mano a mi mejilla cuando siento una lágrima caer.
-Chicas, ¡vamos ahí!-digo levantándome bruscamente.
-¿Estas loca? Estamos cansadas.
-Esta bien, yo voy. Luego las llamó para saber donde están.
Logro subir todas las escaleras y camino hasta llegar a un gran castillo. Ahora me siento como en casa, no se como explicarlo. Me siento en una de las fuentes de la entrada y observo el paisaje desde lejos mientras la gente camina sin ajena a mi realidad. Miró atrás, hay una gran bola plateada decorando la fuente cuando siento algo en la roca. Bajo la mirada descubriendo que hay pintados dos nombres casi borrados. Beth & Adrien. Me sobresalto al vislumbrar otra silueta reflejada en la cristalina agua de la fuente.

 -¿Beth?-fue lo único que le entendiendo, pues empezó a hablarme en francés.

-Lo siento, no hablo francés.-el chico paró de hablar y me sonrió.
-Esta bien, ¿mejor así?-dijo hablando en  mi idioma. Asiento y sonrío sin poderlo evitar mientras imágenes aparecen en mi cabeza de recuerdos pasados olvidados.-Por cierto, soy Izan, aunque creo que me conocerás más por Adrien.-dijo dándome la mano.
-Yo soy Noelia, aunque me conocerás más por Beth.-Y suelto su mano cambiándolo por un abrazo.-Te extrañé sin saberlo. Pero al final, volví como te prometí.
-Lo sé, yo también, aunque me ha encantado tu regreso.
-¿Noe?-Me separo de Izan mientras veo a mis amigas en shock paradas a nuestro lado y las saludamos-Hola, decidimos ir a buscarte porque tardabas mucho en llamarnos y pensamos que aún seguirías aquí, así que gracias al francés de Aida hemos podido encontrarte. Por cierto, ¿os conocíais?
-Eh…se podría decir que sí.-mientras lo miro a sus preciosos ojos que tanto adoraba y pongo mis brazos alrededor de su cuello.- Es un viejo amigo…..


La verdad es que no puedo negar que para ser mi primer viaje ha sido una experiencia interesante, por no decir también inolvidable....

Por Ivet Sarkis, escritora y blognovela del Club Literario de Vidas de Tinta y Papel

7 comentarios:

  1. Precioso, dos épocas unidas por una fuente que perdura un amor....Que bonitoooooooooo
    Un besazo guapa ;D
    Lena

    ResponderEliminar
  2. Que bello, todo lo de vidas pasadas siempre me ha fascinado, es mágico *.* ... Hermoso texto Ivet.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Daniela :D Lo sé, a mi tambn me encantaaa (la verdad es que todo lo que tenga que ver con magia me gusta)

      Besos

      Eliminar
  3. Me he perdido un poco :S
    Al principio me he quedado: ¡Noooo, por qué! (Y súper triste)...
    Luego lo he entendido, pero el final se me ha quedado corto :'(
    Jolín, me he quedado con unas ganas locas de saber más de la historia entre estos dos protagonistas tan adorables.
    El principio y la combinación de las dos épocas ha sido genial.

    Siento la tardanza, Ivet
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  4. Hola Princesita
    Gracias por compartir tu opinión y siento que se te haya quedado corto el final del relato, la verdad es que no quería que quedara muy largo y si no lo hubiera dejado inconcluso. Pero gracias, intentaré mejorar la próxima vez ;) Y si te quedaste con ganas de saber más de la historia. Tranquila, puede que dentro de poco haya una pequeña sorpresilla en el blog ;)

    Besos


    ResponderEliminar
  5. Pero buenoo! ¡Que preciosidad de blog!
    Un beso.
    Alexa :)

    ResponderEliminar

Hola, muchas gracias por tu visita ;)
Deja tu comentario, tus opiniones y críticas son importantes para mí
Los comentarios que contengan spam o comentarios ofensivos serán eliminados.

Disfruten del blog ;)