6/12/13

Mi última danza de otoño

 Miro a la multitud escondida detrás del telón. Estoy nerviosa y a la vez asustada, está es la última vez que bailaré este año. Desde que vine no he hecho más que disfrutar, bailando al compás del viento, pintando el mundo de intensos marrones y naranjas cayéndose por las inmensas calles mientras me fundía en ellos. Todo era precioso, como la decoración de un escenario, mi escenario.
Pero hoy eso acabaría, ahora el viento gélido me hace tiritar mientras veo como los lagos se van congelando, destruyendo mi paisaje. Pero aún me queda mi última oportunidad de brillar. Hoy es mi último día. Espero ansiosa mi turno, pero no escucho mi nombre. Vuelvo a echar un vistazo y veo que no hay ni rastro del público.
Mi mirada inspecciona la sala sin indicios de nadie. Todos han desaparecido, como si una ráfaga de viento se los hubiera llevado, dejando la sala intacta. Unas pequeñas hojas de mi vestido empiezan a caer.

Me queda poco tiempo

Salgo del teatro buscando a mi público. No voy a desperdiciar mi último día, la gente tiene que ver mi último baile.
Las calles están desiertas, cubiertas por una fina capa de nieve. Se está acercando. Voy corriendo por el espeso bosque, el frío me está alcanzando hasta que llego a un claro donde aún queda un trocito de mi decoración.
Ya me da igual mi público, miro la cascada que se encuentra delante de mí, como sus aguas fluyen suavemente mientras sintonizan una perfecta armonía. Me preparo para mi danza, cierro los ojos mientras el viento me guía en mis pasos. Empiezo a dar vueltas sin importar lo de mi alrededor. Ya no siento frío. Tan solo me muevo dejando que mis pasos actúen libremente al compás de la música. Ahora comienzo a dar vueltas y las hojas me envuelven.
Entonces empiezo a oírlos. Abro los ojos, a mi alrededor se encuentra mi público aplaudiéndome por mi actuación. Las hojas de mi atuendo ahora están esparcidas por el suelo dejando ver la belleza de mi vestido, ahora como el atardecer.

Hago una reverencia a la gélida estación que llega. Es la hora de irse, mi turno aquí ha acabado. Doy mi último suspiro mientras me fundo con el último rincón de mi decoración dando así la perfecta despedida propia de mi estación por otro año más.


 

4 comentarios:

  1. Espectacular, ha sido una verdadera maravilla. El como vas entrelazando poco a poco la realidad con la fantasia y terminas con ese hermoso final. Me quito el sombrero (espera, yo no llevo sombreroo...) y te digo ¡¡sigue asii!!
    Un besote enorme
    Lena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Lena!!! :D
      Como dentro de poquito viene el invierno se me ocurrio hacer un pequeño texto sobre esta estación que se va.

      Besos!!!
      Ivet Sarkis

      Eliminar
  2. Me enamoro de leerte ^^
    Preciosa despedida al otoño :)

    Un besito guapi ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gacias por tu comentario Ichirin :D

      Besos
      Ivet Sarkis

      Eliminar

Hola, muchas gracias por tu visita ;)
Deja tu comentario, tus opiniones y críticas son importantes para mí
Los comentarios que contengan spam o comentarios ofensivos serán eliminados.

Disfruten del blog ;)