20/12/13

El resplandor azul del hielo

Hola, mis queridos vigilantes, hoy por fin llegó el día 20 en el que presentaré mi segundo relato para el club vidas de Tinta y Papel. Así que aquí la dejo para que la disfrutéis. Besos


El RESPLANDOR AZUL DEL HIELO
            El amanecer ya ha alcanzado su punto clave para darme una nueva bienvenida. “Así es, hoy es mi primer día del año” pienso mientras dejo caer pequeños cristales de hielo sobre el paisaje. El viento sopla fuerte mientras pinto todo de blanco. Desde los tejados de las casas hasta las hojas de los árboles más resistentes. No soy más que el frío de la estación que todos recuerdan cuando llegó, creando páramos helados en las calles o fabulosas pistas de hielo en los lagos más profundos. Vuelo al compás del viento observando mis paisajes, viendo como los niños juegan a tirarse bolas o haciendo muñecos de nieve.
Desciendo lentamente posándome sobre la blanca escarcha mientras sigo a un grupo que camina por el bosque. Llegue hasta un pequeño lago que se encontraba cerca del parque.
            -¡Jo! Aún no podremos patinar, el lago aún no está congelado.-Dijo uno de los chicos del grupo.- ¡Kim, eres una mentirosa!
            -No se preocupen, chicos, Invierno acaba de llegar tan sólo tenemos que esperar.-la chica llamada Kim se sentó sobre la nieve cerca de la orilla del lago mirando el horizonte con ojos soñadores.
            -Déjalo ya, Kim, en cuanto a la absurda leyenda que nos contaron sobre Invierno es falsa, tan solo es una estación más como las otras, nos vamos.-Hicieron un amago de irse. Kim se levantó y se sacudió la nieve de su abrigo mientras abría su mochila sacando de ella unos hermosos patines color turquesa.
Kim se los puso y camino decisiva hacia las aguas del lago. ¿Acaso va a…?
            -¡Kim!-El grito de sus compañeros hizo que reaccionará volando hacia ella. La sostuve mientras ella permanecía con los ojos cerrados y congeló el hielo debajo de nosotros creando una superficie cristalina lo suficientemente fuerte para aguantar nuestro peso. Ella vuelve a abrir los ojos observando a su alrededor.
            -¡Ey, chicos! Vamos, no hay nada que temer.-me gustaba la seguridad de esa chica. Su inocencia y confianza en creer en cosas que no ve me fascina. Le sonrio mientras veo como los otros todavía andan indecisos en acercarse.
“Tal vez haya que darles un empujoncito” pienso y empiezo a sobrevolar por el lago congelándolo por completo creando una gran pista de patinaje natural. Hago una bola de nieva con mi mano tirándola hacia el despejado cielo mientras hago que bajen lentamente perfectos y delicados copos.
Kim empezó a patinar por el hielo haciendo leves piruetas mientras la observo, el viento sopla fuertemente quitando la escarcha de los pinos y llevándola hacia la pista arremolinándose alrededor de Kim. Ella da unos cuantos giros mientras los látigos de escarcha la envuelven.
Sus compañeros la miran  sin creer aún en lo que ven, esperando expectantes lo que va a suceder. Chasqueo los dedos y Kim deja de girar reflejándose en el hielo mientras ve que la escarcha se ha fundido con su ropa creando un precioso vestido blanco, como el de una princesa de cuento de hadas.
Sus compañeros la aplaudieron mientras ella hacía una reverencia y se unieron a ella, patinando durante toda la tarde divirtiéndose como cuando eran niños. El cielo oscureció y el hielo dejó de tener ese resplandor azul que se mantenía por el día, lo que significaba que ya era hora de irse. El grupo recogió sus cosas y se prepararon para irse. Kim se dio la vuelta y miró al cielo.
-Gracias por este día, Invierno-la miré sorprendido, era la primera vez que me agradecían por lo que hacía. Fui hasta ella e hice un copo de nieve a modo de respuesta.-Hasta mañana.-Dijo sonriente mientras volvía con su grupo.






Por Ivet Sarkis, escritora del Club literario Vidas de tinta y papel




8 comentarios:

  1. Me ha gustado tu texto, la confianza que tiene ella en invierno, me gusta!

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Breve pero intenso, sin duda la fantasia crea un mundo maravilloso y tú si que sabes usarlo para emocionar a tu lectores.
    Precioso, te doy un 9,8 (Que no, un 10, uno enorme)
    Muchos Besos Ivet
    Lena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Lena, ya sabes que la fantasía es mi género favorito. Me alegro de que te haya gustado.

      Besos
      Ivet Sarkis

      Eliminar
  3. Me ha encantado el comentario de Lena. Es cierto que creas mundo maravillosos y emocionas de una forma que te hace una escritora especial :) ¡Muy especial!
    Lo que más me ha gustado, es esa capacidad de meterte en la piel del invierno.
    Hace ya que leí el relato de "Mi última danza de otoño" Me ENAMORÓ, pero no sé qué pasa que a veces, no puedo dejar comentarios... T.T mi móvil está enloqueciendo...
    Volviendo al invierno... Es muy interesante su punto de vista, y es más que original que le dieras vida de una manera diferente.
    Ummm... patinaje...
    ¡Gracias por participar! Es muy agradable tenerte en el club literario :) (y más leerte)
    Mucha suerte, Ivet.
    Besos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Guau, pedazo comentario!!! Muchas gracias princesita.
      Y gracias a ti por crear este club tan fantástico.

      Besos
      Ivet Sarkis

      Eliminar
  4. ¡Ey! me ha encantado el texto... La personificación del invierno me ha parecido genial, super original
    De verdad me ha gustado mucho la historia, es profunda en su aparente sencillez y se hace ágil y entretenida...
    ¡Sobresaliente! xDD
    ¡Nos leemos! Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas Gracias P.F.Roche. Me alegro de que te haya gustado.

      Besos
      Ivet Sarkis

      Eliminar

Hola, muchas gracias por tu visita ;)
Deja tu comentario, tus opiniones y críticas son importantes para mí
Los comentarios que contengan spam o comentarios ofensivos serán eliminados.

Disfruten del blog ;)