25/11/13

Oír y olvidar

 

Sigue doliendo. No puedo evitar llorar por todo lo que pasó. Por lo que pasamos. Sigo sin poder quitarme la imagen de mi cabeza. Sus palabras que rozaban de su boca, como una espumareda alentando en dirección hacia mí. No pensaba que ella fuera así. Ella no. Era mi mejor amiga, por la cual tenía una gran confianza y estima.
Y todo se derrumbó. ¿Tiene razón? Aún no lo sé. Estoy en la fase de shock, después llegará el rencor, luego la auto culpabilidad y después la aceptación. O al menos, espero llegar a la aceptación lo antes posible. Tienen razón en decir que en ocasiones las palabras duelen. A pesar de toda esa frustración, la sigo queriendo. No sé por qué. Bueno, sí que lo sé. Porque es mi amiga. Aunque también ella ha debido sufrir guardando esas palabras que almacenaba en su corazón, desesperadas por salir, por alimentar el impulso de su corazón de forma frenética. Pero, ¿tenía que salir mi alma desolada y rota? Necesito hablar con ella. Cara a cara. Nada de por móvil, ni chats. En este tipo de charlas, sólo son obstáculos contra los sentimientos, con las miradas, con los gestos. ¿Son reales o no? Decido enviarla un mensaje adjuntando lugar y hora. Agarro lo primero que veo en el armario y me pongo una coleta. El mundo empieza a hacérseme diminuto y tengo un nudo en el estómago que no me deja respirar. Necesito aire. ¿De qué voy a hablar con ella? ¿Podré perdonarla? ¿Se acabará nuestra amistad? Demasiados interrogantes para la hora que es.
El tiempo pasa demasiado lento. Estoy enfadada y nerviosa. No puedo más. Voy a salir.

Mientras estoy andando, me doy cuenta de que ella no contesta mi mensaje. ¿Le habré dejado de importar? Tras ese escurridizo pensamiento, no puedo aguantarlo más y desbordo unas lágrimas contenidas desde el principio del día. No puedo llorar ahora. No. No. Alguien corre hacia mí, y nada más alzar la cabeza, la veo. Me doy la vuelta y me seco las lágrimas. Ella está detrás de mí y tiene su mano posada en mi hombro. Me giro y la miro a esos ojos que necesitaba ver.
            -¿Por qué?-
            - Porque tenía que decirlo. Pero  ahora….- ella mueve la cabeza de un lado a otro.
            - ¿De verdad piensas que soy…?- no puedo seguir, sigo llorando, ella intenta abrazarme, pero me aparto- ¿Sabes lo que he sufrido cada vez que me lo decían? Sé que tengo muchos problemas y este es el peor que tengo. Pero soy así y, lo que menos esperaba es que TÚ- la apunto recriminatoriamente- dijeras eso de mí.
            - Tienes razón. Yo soy la tonta, no tú. No debí decirlo. Estoy muy arrepentida. A veces no miro las palabras y siempre pienso que lo hago todo bien, pero la realidad es que soy torpe con las palabras y no me doy cuenta hasta después de un  buen rato. Lo siento- de ella también salen lágrimas pequeñas y cristalinas que marcan sus pequeñas mejillas- Perdóname, no sabía que lo que te dije te haría tanto daño.
            - Pues ya ves como soy, así de…-
            - Sensible- espeta ella. La miro por una fracción de segundo con los ojos fruncidos- pero eso no es tan malo. Simplemente, es parte de tu personalidad. Siempre habrá mejores y peores partes de nosotros mismos- intento hablar, pero me acalla- y aunque fueses tonta, te seguiría queriendo tal como eres. Porque no hay nadie que me comprenda como tú, que anime mis desgracias, que siempre vea un punto de vista positivo e, incluso, dulce. Eres la persona más tierna y cariñosa que he conocido.
            - Ooh, gracias- me sonrojo- Y tú eres la amiga que necesitaba en mi vida. Testaruda, simpática y con un fondo que nadie conoce menos yo.
            - ¿Cómo que testaruda?- dice ella con los ojos muy abiertos- Te voy a dar yo con la testaruda- y de la nada, me coge en volandas y corre conmigo en sus brazos. Me suelta cuando pasan 3 minutos y me dices- ¿Me perdonas?
            - Uhmmm…. No sé yo- me mira con los ojos suplicantes. - Está bien. Te perdono.
            - ¡Ah! Gracias. Eres la mejor- Me vuelve a coger en brazos y nos fundimos en un sincero abrazo….

"Porque la amistad puede prevalecer durante los diluvios y las tempestades de nuestras palabras"


 

10 comentarios:

  1. Simplemente perfecto. Las palabras escogidas, tan sinceras, tan...reales.
    Te has superado a ti misma preciosa, un besotee
    Lena

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! bueno me encuentro dandome una vuelta por tu Blog
    me ha gustado mucho la entrada, ya que es algo comun
    que entre mejores amigas hayan momentos en los que
    se molesten, me recordo mucho cuando me senti terriblemente
    mal cuando pense que una amiga mia me habia cambiado por
    otra me puse algo indiferente con ella como si eso solucionara
    las cosas, que unicamente se resolvieron cuando hable con ella.
    En fin, siempre me agrada tener tus comentarios en mis entradas
    es un placer visitar tu Blog que tengas un buen dia
    saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te haya gustado! Me encanta hablar sobre la amistad y de que a pesar de las diferencias todo (o casi todo)
      puede arreglarse.
      Un besito
      Roxy Dreams

      Eliminar
  3. Es precioso! Una amistad asi cuesta encontrarla pero una vez la encuentras... hay que hacer lo posible por que no se pierda. Genial texto ;)

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias :) Tienes mucha razón. Las mejores amistades nunca deben perderse y la mayoría de las veces prevalecen para siempre
      Me alegro de que te haya gustado :)
      Un besito
      Roxy Dreams

      Eliminar
  4. Que precioso T__T

    Todo el mundo tiene defectos, pero los amigos de verdad no les importan, incluso es algo que aprecian, porque ese puntito nos hace diferentes y ser como somos, solo hay que encontrar quien lo valore ^^

    Ois que me pongo tierna xD

    Un besito guapi ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias :) Estos relatos nos suelen vuelven a todos un poco más tiernos ^^
      Besitos :)
      Roxy Dreams

      Eliminar
  5. Me has hecho recordar tanta rivalidades, disputas y distanciamientos, que lamentablemente dejo algo negativo en el comentario... Si una amistad es totalmente sincera, no tendría que dejar marcas dolorosas a su paso. Segundas oportunidades no pueden ver la luz... Lo siento Roxy, tu relato ha sido bonito, pero eso no quita lo que pienso. (¡Tampoco quisiera ofender!)
    Un saludo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu opinión!! :)
      No te preocupes, aunque sigo pensando que por mucho doloroso que sean los pasos
      cuando te dejan los amigos son experiencias que añadimos a nuestra vida. Y es cierto que
      nos hace ver la vida de otro modo. En cualquier caso, me alegro de que me hayas sido tan sincera
      y me expreses lo que sientes. Espero que mi próximo relato te haga sentir MEJOR.
      Besitos!!!
      Roxy Dreams

      Eliminar

Hola, muchas gracias por tu visita ;)
Deja tu comentario, tus opiniones y críticas son importantes para mí
Los comentarios que contengan spam o comentarios ofensivos serán eliminados.

Disfruten del blog ;)